¿Y si quiero dedicarme a maternar ¨full time¨..?

La maternidad es una vivencia única para cada mujer aunque compartamos algunas experiencias, emociones, sensaciones o situaciones con algunas mujeres. Ninguna maternidad es igual a la otra!

Algunos de los dilemas que tienen muchas mujeres al maternar (sobre todo en los primeros meses o años de vida) son: cómo hacer para maternar y trabajar ; qué pasa si, la verdad, por un tiempo definido o indefinido, no tengo ganas de trabajar; qué pasa si quiero hacer algo distinto de lo que hacía porque ya no estoy dispuesta a trabajar 40 o 45 horas semanales fuera de casa y cuidar a mi hijo en las horas que me quedan después de todo esto; qué pasa si quiero trabajar menos horas. 

Quiero enfocarme en este articulo en ese DESEO que algunas mujeres tienen y sienten de maternar a tiempo completo o  de poner el protagonismo al rol de mamá en un momento particular (No a la OBLIGACIÓN porque el esposo, la mamá, la suegra, la sociedad, dicen que así tiene que ser o hacer porque es la mujer, la mamá si no al DESEO, insisto, a SU deseo)... Sobre ese DESEO que algunas mujeres tienen y sienten de estar ESPECIALMENTE presentes en los primeros años de vida de sus hijos estando dispuestas a hacer cualquier ajuste laboral o económico que sea necesario para lograr este deseo. Sobre esa FUERZA que algunas sienten adentro de que ¨mamᨠocupe más espacio porque ya han creado o corrido demasiado  (saben y sienten que tienen tiempo para seguir corriendo después) y quieren explorar otros espacios de la vida.

Creo que el deseo de MATERNAR a tiempo completo, es válido; es tan ¨empoderado¨ como trabajar y maternar a la vez. Creo que en la vida podemos atravesar distintas etapas con diferentes roles con mayor o menor protagonismo en cada una de ellas. Creo que cada mujer es un mundo y asi como algunas necesitan volver a la oficina o no pueden dejar de escribir ni en trabajo de parto (como me pasó a mi que mandé mi último mail de Espacio Daniela Alma en mi cuarto, con contracciones, mientras se llenaba la tina, porque quería y me hacía feliz, porque tenía ganas y energía, porque deseaba cerrar y sellar una fase de mi proceso en mi trabajo mientras me preparaba para dar a luz a mi pequeño) otras necesitan hacer un alto a muchas cosas por días, meses o años y maternar... porque parir y criar son experiencias inmensas, intensas, transformadoras, reveladores y hasta cuestionadoras de nuestra feminidad y del sentido de la vida, de la sociedad, de cómo funcionan las cosas. 

Si tú sientes el deseo de hacer un alto y repensar algunas areas de tu vida, es válido. Eres una mujer libre y en realidad puedes hacer lo que te de la gana! No necesitas el permiso de nadie! Lo importante es que tomes la decision que tomes, lo disfrutes, te entregues a tu proceso sin mirar demasiado lo que han decidido otras y sin escuchar mucho voces y opiniones que no tienen ni idea de tu mundo interno, de lo que para ti significa este momento. 

Y qué pasa con tu ¨mujer¨?... con esos espacios de conexión contigo misma más allá de tu hijo o hija? qué pasa con tu miedo a ¨perder¨ tu identidad, tu deseo, tu espacio propio?... Pues esos espacios se encuentran no solo en el trabajo de oficina o remunerado si no  con la decisión de cuidarlos y nutrirlos... tomándote tiempo de reflexion con lo mas profundo y real de ti misma, meditando, leyendo, escribiendo, haciendo arte, sostentiendo un proyecto desde un espacio en casa o cuestionándote la vida, empezando un proceso terapeutico al que tenías tiempo queriendo dedicarle tiempo, acordando rutinas con tu pareja y-o red de apoyo porque maternar con rol protagónico no significa estar presente 24-7 sin incluir a terceros... Maternar a tiempo completo NO es sinónimo de ¨esclavitud¨. Tu mujer, los espacios de conexión contigo misma, tu identidad y deseo, se nutren con los abrazos que te des a ti cada día, eligiendo conforme a los gritos y señales de tu alma o etapa... escuchando más tu voz y menos la de otros.

Como conclusión quiero decirte, querida (no porque necesites mi permiso, obviamente, pero si porque en lo íntimo me preguntas cómo hacer con tu deseo, me cuentas tu dilema, tu ambivalencia) que si quieres trabajar y maternar, maravilloso... Si quieres maternar full time, tambien maravilloso... Ser mamá es tan poderoso y respetable como ser una gran mujer de negocios... Maternar en justicia, con los puntos bien claros sobre la mesa con quien tengas que ponerlos, es libre... y hasta feminista!

Puedes vivir, finalmente, tu maternidad como te parezca... He acompañado y acompaño en mis consultas alma y alma lactancia a mujeres mamás muy divinas y poderosas que han maternado o maternan en exclusiva o más tiempo de lo que trabajan por una remuneración... o que han gestado proyectos valiosos, hermosos y sólidos, con calma, mientras calientan a sus crías... que son muy productivas emocionalmente y no tanto económicamente (En el diccionario La Niña de las emociones te comparto en la definición de trabajo la maternidad como trabajo no remunerado)... y hasta que a veces en ese cuidar, crear y amar, encuentras una fuente sastifactoria y próspera de ingresos.

ERES UNA MUJER LIBRE... UNA MADRE LIBRE... VIVE TU MATERNIDAD COMO QUIERAS... como PUEDAS... con lo que SI eres y SI tienes AQUÍ y AHORA!

Besos y abrazos!

 

Daniela