¿Eres mamá y quieres emprender? Guía para crear alianzas entre mujeres

En el mundo actual las mujeres tenemos la posibilidad real de emprender y sostener nuestros propios proyectos bajo nuestros térmminos. Las emprendedoras no tenemos empleadas sino aliadas o equipo. Por tanto, cada una tiene espacio para sus propios sueños y proyectos -además de los sueños y proyectos en común-.

Las sociedades han adquirido una nueva perspectiva. Cada una puede tener su
propia empresa, firma o marca -sin socias- y trabajar en algunos proyectos en
común como aliadas. Así vemos a varias mujeres protagonistas, brillando y
complementándose. Eso no amenaza ni limita el campo de ninguna de las
participantes, de lo contrario, las ayuda a crecer a todas. Si ves el brillo de otra como amenaza revísate amorosamente a ti misma.

Este mundo tiene espacio para el brillo de muchas mujeres que inspiren a otras mujeres. Si has conectado con tu propio brillo, el brillo de otra no hará más que inspirarte. Si estás junto a una persona que rivaliza contigo, no te nutre o que no está alineada con el ideal de alianza que te hace bien, evalúa la posibilidad de buscar otros horizontes en los cuales tus alas -y las de ella- puedan desplegarse.

Si eres mamá que está buscando emprender, es común que te sientas identificada con otras mamás que están en tu misma sintonía. Aquí te dejo una guía para tomar en cuenta al momento de proponer o crear una alianza:
  • Ser claras con lo que quieren crear juntas: cuáles son los términos, cómo y hasta dónde llega. Ambas deben crecer y aportar.
  • Lo ideal es que tu aliada sea una mujer (o varias mujeres) que te inspire, a quien admires y viceversa.
  • No tiene que ser tu amiga. Qué mejor que ser aliada de tu amiga pero también puede ser una mujer valiosa con quien aún no tengas una amistad; quizá esta se dé o quizá no, pero al menos se arma una valiosa relación y allí ambas ganan.
  • Las aliadas son complemento. Quizá una es más creativa, otra más activa y otra más organizada. Imagínense las maravillas que allí pueden ocurrir si ambas unen sus fortalezas!
  • Pueden asistir a cursos juntas y/o hacer cursos online juntas aunque estén en diferentes países (he probado esto con dos grandes amigas/aliadas y es maravilloso). También pueden prepararse cada una en sus fortalezas y compartir con la otra lo descubierto. 
  • Pueden reunirse una vez por semana o quincenalmente para trabajar juntas o conversar asuntos importantes, nutritivos y-o pendientes.
  • La crítica está fuera de estas reuniones. Mujeres empoderadas con pasiones, proyectos e ideas no tienen tiempo para criticar ni hablar mal de otras mujeres. Acá te dejo un post que puede apoyarte si necesitas trabajar este aspecto en ti.
  • El tema económico debe ser muy claro. Las amigas también pagan y no pasa nada.
  • Pagar es recordar que todo tiene un valor, que el dinero va y viene; que es símbolo del precio que tu alma, tu cuerpo y tus manos, le dan a algo.

Acá podrás encontrar algunas cuentas de mujeres emprendedoras y talentosas, muchas de ellas mamás como tú, que me inspiran profundamente... Espero que a ti también, querida!