5 formas de enseñarle a tu hij@ a nutrir su interior

El agradecimiento es algo muy importante para el ser humano: nos ayuda a conectar con la sensación de gratitud, y desde allí, transitamos la vida desde un mejor lugar, pues en vez de ir viendo lo que nos falta o lo que aún no tenemos, el agradecimiento nos ayuda a reconocer, apreciar y continuar trabajando amorosamente en lo que queremos lograr. 

Como mamás, podemos empezar a guiar a nuestros pequeños en este bonito camino, para que ell@s empiecen a nutrir su interior desde la gratitud. Acá te dejo 5 prácticas que te pueden servir de ayuda:

1. Al amanecer, agradezcan junt@s la oportunidad de vivir un nuevo día. 

2. Inspiral@ a dar las gracias por cada alimento en la mesa. Hazlo tú y enséñalo a hacerlo. 

3. Al anochecer, agradezcan por las bendiciones del día que termina. Esto puede ser en voz alta o si lo prefieren de una manera más intima, cada un@ cerrando los ojos y agradeciendo internamente antes de dormir. 

4. Enséñale a admirar la naturaleza y a respetar otras formas de vida.

5. Enséñale a perdonar. Explícale que es humano equivocarse, y que siempre tenemos la oportunidad de enmendar nuestros errores. 

Para profundizar en este proceso, te regalo mi e-book: Diccionario de psicología femenina para niñas. Este recurso te sirve para honrar a tu niña interna y acompañar a tu(s) hij@(s)... ¿Tienes un niño? ¡Yo también, e igual aplica para él! Ten en cuenta que tod@s tenemos tanto un lado masculino como un lado femenino, y hoy en día es importante trabajar la conexión de los niños precisamente desde la energía femenina: empatía, vulnerabilidad y conexión con sus emociones.

Recuerda: el agradecimiento nos ayuda a enfocarnos en las cosas maravillosas que tenemos y vivimos.